Preguntas Frecuentes

FAQs - Preguntas Frecuentes

Los TTA son órganos jurisdiccionales letrados de primera instancia, especializados e independientes del Servicio de Impuestos Internos y del Servicio Nacional de Aduanas. Se dedican a resolver los reclamos tributarios y aduaneros que personas naturales o jurídicas presentan en contra de las decisiones administrativas adoptadas por el Servicio de Impuestos Internos (SII) o el Servicio Nacional de Aduanas (SNA) al estimar que son infringidas las disposiciones legales tributarias o aduaneras, o bien, que son vulnerados sus derechos.

De acuerdo al artículo 82 de la Constitución Política de la República, la Corte Suprema tiene la superintendencia directiva, correccional y económica de todos los tribunales de la Nación. Es por lo anterior que los TTA dependen directamente de dicha superintendencia ejercida por la Corte Suprema.

Uno en cada región del país, salvo en la Región Metropolitana en la que funcionan cuatro tribunales. Los  Tribunales Tributarios y Aduaneros (TTA) tienen asiento en la capital regional en la que se instalan, y salvo en el caso de la Región Metropolitana, el correspondiente juez Tributario y Aduanero está facultado para ejercer su jurisdicción territorial a nivel regional.

Los cuatro TTA de la Región Metropolitana tendrán jurisdicción territorial en los siguientes grupos de comunas:

Primer y Segundo Tribunal. Santiago, Independencia, Recoleta, Cerro Navia, Colina, Curacaví, Estación Central, Huechuraba, Lampa, Lo Prado, Pudahuel, Quilicura, Quinta Normal, Renca, Til Til, Conchalí, Maipú, Cerrillos, Padre Hurtado, Peñaflor, Talagante, El Monte, Melipilla, San Pedro, Alhué, Isla de Maipo y María Pinto.

Tercer Tribunal y Cuarto Tribunal. San Miguel, La Cisterna, San Joaquín, Pedro Aguirre Cerda, Lo Espejo, La Granja, San Ramón, La Pintana, San Bernardo, Calera de Tango, Buin, Paine, El Bosque, Providencia, Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, Ñuñoa, La Reina, Macul, Peñalolén, La Florida, Puente Alto, Pirque y San José de Maipo.

La distribución de las causas entre el Primer y Segundo Tribunal, por un lado, y entre el Tercer y Cuarto Tribunal, por otro, todos de la Región Metropolitana, la distribución se realiza de acuerdo a un procedimiento objetivo y general que se encuentra establecido por Auto Acordado de la Corte de Apelaciones de Santiago.

En general, los TTA:

Resuelven los reclamos que presentan los contribuyentes conforme a lo establecido en el Libro Tercero del Código Tributario.

Conocen y fallan las denuncias a las que se refiere el artículo 161 del Código Tributario, y también los reclamos por denuncias o giros contemplados en el número tercero del artículo 165 del mismo cuerpo legal.

Resuelven las reclamaciones presentadas conforme al Título VI del Libro II de la Ordenanza de Aduanas, y las que se interpongan de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 186 y 187 de la misma.

Disponen en sus fallos la devolución y pago de las sumas solucionadas indebidamente o en exceso a título de impuestos, reajustes, intereses, sanciones, costas u otros gravámenes.

Resuelven las incidencias que se promueven durante la gestión de cumplimiento administrativo de las sentencias.

Conocen el procedimiento especial de reclamo por vulneración de derechos, establecido en el Párrafo 2º del Título III del Libro Tercero del Código Tributario.

Conocen el procedimiento especial de reclamo por vulneración de derechos establecido en el Párrafo 4 del Título VI del Libro II de la Ordenanza de Aduanas.

Cuando un reclamante considera que la resolución del SII o Aduanas no se ajustó a derecho puede:

 

a. Requerir a través de un recurso de reposición a la autoridad administrativa correspondiente la corrección de los vicios o errores de los que a juicio del reclamante adolece el respectivo acto administrativo, siempre dentro del plazo de 15 días contados desde la notificación del acto reclamado.

 

b. Recurrir ante el TTA competente sin cumplir con ningún requisito previo. Si el reclamante presentó además un recurso de reposición ante la autoridad administrativa correspondiente, ésta deberá abstenerse de seguir conociendo y resolviendo la petición por contener las mismas pretensiones planteadas ante la sede jurisdiccional que es el TTA.

Los TTA de todo el país tienen competencia y especialización para resolver materias tanto tributarias como aduaneras, salvo en el caso del Primer Tribunal que desde 2013 ejercerá su jurisdicción para resolver en forma exclusiva las causas aduaneras que se susciten en la Región Metropolitana.

El reclamante debe considerar que:

 

a. La presentación de un recurso de reposición administrativa no suspende el cómputo del plazo legal para reclamar ante el TTA correspondiente.

 

b. Si presenta un recurso de reposición, la autoridad administrativa debe notificar su resolución dentro del plazo de 50 días hábiles contados desde la presentación del recurso de reposición. Si transcurre dicho plazo, el reclamante deberá entender rechazado su recurso de reposición administrativa.

Se puede comparecer personalmente o actuar por un tercero que no necesariamente debe detentar tal profesión cuando la cuantía del juicio es inferior a las 32 UTM -cerca de $1.170.000- (artículos 1º y 2º, Ley Nº 18.120), y también cuando se reclama por vulneración de derechos constitucionales en contra de acciones u omisiones del Servicio de Impuestos Internos o del Servicio Nacional de Aduanas, o a través de los procedimientos de reclamo de avalúos y del especial de aplicación de multas (artículo 165 del Código Tributario). En consecuencia, se necesita obligatoriamente contar con el patrocinio y representación de un abogado en las causas que involucran una cuantía superior a las 32 UTM, y que no implican los reclamos ya señalados.

En contra de la sentencia de primera instancia sólo procede el recurso de apelación que corresponde interponer en el plazo de 15 días hábiles, y lo conoce la Corte de Apelaciones que tiene jurisdicción sobre el territorio del TTA que dictó el fallo apelado.

 

La solicitud de aclaración, rectificación o enmienda también es procedente cuando se tiene por objeto aclarar puntos dudosos, salvar las omisiones o rectificar los errores de copia, referencias o cálculos numéricos que aparezcan en ella.

 

Finalmente, en contra de la sentencia de primera instancia no procede el recurso de casación en la forma ni la anulación de oficio, y los vicios que aparezcan en el fallo deben ser subsanados por la Corte de Apelaciones que conozca del asunto (artículo 140, Código Tributario).

Serán procedentes los recursos de reposición y de apelación, siendo la apelación en subsidio de la reposición, con un plazo de interposición de 15 días.

MÁS CONTENIDOS

Back to Top